Odoo CMS- Sample image floating

Luego de los sismos de las últimas semanas en México, dos sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) anunciaron la eliminación del cobro de comisiones de sus cajeros automáticos ubicados en las zonas de desastre, con la finalidad de reactivar la actividad económica de éstas.

Estas socaps son Caja Popular Mexicana y Acreimex, mismas que tienen presencia en estados como Puebla, Morelos, Oaxaca, Guerrero y el Estado de México, entidades que fueron golpeadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados.

“Del 22 al 28 de septiembre Caja Popular Mexicana que se encuentran ubicados en los estados de Puebla, el Estado de México, Morelos, Oaxaca y Guerrero no cobrarán comisión a los tarjetahabientes de instituciones financieras que dispongan de efectivo en nuestros cajeros automáticos”, detalló la socap, la cual cuenta con más de 2 millones de socios y poco más de 42,000 millones de pesos en activos.

Desde la semana pasada, Caja Popular Mexicana anunció una serie de medidas con la finalidad de apoyar tanto a sus socios como a los que no lo son, que resultaron afectados por los sismos, y habilitó sus más de 400 sucursales como centros de acopio para recibir víveres, mismos que serían enviados a las comunidades golpeadas por la tragedia.

Asimismo, esta entidad dirigida por Cirilo Rivera Rivera, informó que debido a problemas técnicos generados por los movimientos sísmicos de los últimos días tuvo la necesidad de suspender operaciones en casi 40 de sus sucursales, sobre todo en Morelos y Guerrero.

De acuerdo con fuentes dentro de esta organización, se analizan opciones para apoyar a sus socios, sobre todo en temas de crédito y cobranza; sin embargo, estas medidas podrían ser anunciadas en el transcurso de esta semana.

Desde la semana pasada, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores anunció que las entidades de ahorro y crédito popular, como las socaps, las financieras populares (sofipos) y las uniones de crédito, operarían con normalidad salvo en los casos en sucursales ubicadas en zonas donde no existen las condiciones de seguridad pertinentes.

El sector de ahorro y crédito popular da servicios financieros a casi 10 millones de socios en todo el país.

Fuente: El Economista

Share