Siete de 10 homicidios son por crimen organizado

Odoo CMS- Sample image floating

El primer semestre del 2017 marcó récord en incidencia delictiva, especialmente en homicidios dolosos, ya que en el periodo se registraron 12,155 asesinatos, de seguir esta tendencia el año terminará con una cifra por arriba de 24,000 casos, lo que significaría la mayor incidencia desde que se llevan registros, previó la organización civil Semáforo Delictivo.

En la presentación de su informe semestral sobre incidencia delictiva en el país, Santiago Roel, director de la organización, indicó que del total de homicidios dolosos registrados, 72% se debieron a ejecuciones del crimen organizado, de seguir en la misma línea, el año terminaría con alrededor de 16,000 casos, agregó.

Como principal causa de esta situación, dijo Roel, se encuentra la implementación en México del Plan Mérida, el cual aseguró es el origen de la actual estrategia implementada por el gobierno federal en contra del crimen organizado, que consiste en la captura de los principales capos y que ha desatado la violencia.

Roel añadió que la única forma en la que se puede combatir el alto índice de asesinatos y ejecuciones es la consideración y aprobación de la mariguana recreativa, así como de la amapola con fines médicos.

El directivo opinó que la aprobación reciente de la mariguana medicinal “es un avance”; sin embargo, dicha medida no combate de fondo el problema del mercado negro que existe en el país sobre este estupefaciente, al tiempo que, dijo, México tiene dos modelos en los cuales basarse para la aprobación de la mariguana recreativa: el uruguayo y el recientemente creado californiano.

En referencia a la amapola, Roel sostuvo que su legalización permitiría al país dejar de importar medicamentos como la morfina o la codeína, ya que actualmente el total de la amapola cultivada en territorio nacional termina en forma de heroína en Estados Unidos.

Con respecto a los demás delitos de alto impacto, se precisó en el reporte, si se compara el primer semestre del año con el mismo periodo del 2016, se puede observar un aumento de 62% en las ejecuciones; 40% en el robo a negocio; 18% en lesiones dolosas; 26% en materia de extorsión; 14% en secuestro; 3% en robo a casa habitación; 1% en violación y 15% en robo de vehículo.

En este último delito se pudo observar que aproximadamente 50% se comete con violencia, regresando a niveles vistos en el 2011, en la administración del panista Felipe Calderón.

Fuente: El Economista

Share