Narcotráfico cuesta 30 pesos diarios a cada habitante de la CDMX

Odoo CMS- Sample image floating

El pasado 20 de julio, fue abatido Felipe de Jesús Pérez Luna, alias “El Ojos”, líder del llamado Cártel de Tláhuac, por miembros de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) y la Policía Federal, generando una nueva discusión sobre qué tan fuerte es el narco en la Ciudad de México.

Tras lo ocurrido en Tláhuac, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, descartó que existan cárteles en la urbe, y aseguró que el operativo fue para combatir a una “organización delictiva grande y fuerte”.

Sin embargo, en 2015 la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) informó que al menos cinco cárteles, entre ellos el de Sinaloa,Beltrán Leyva, Zetas, los Caballeros Templarios y el Cártel del Golfo, tenían presencia en el antes llamado Distrito Federal.

“Hay un cálculo aproximado de 30 pesos (promedio diario en la Ciudad de México), y esto se explica por la densidad demográfica, en los negocios y los delitos que son denunciados ante las autoridades. Un asesinato en París, tienes el 2% de (probabilidad) de quedar impune, mientras que en México es el 95%”, comentó Javier Oliva, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según el experto, el gasto que se realiza es en mayor medida en inversión para programas correctivos y no preventivos, lo cual es más costoso. “Hay que invertir en prevención y legalizar las drogas. No significa que tengamos tolerancia a la droga, hay que tener un control sanitario de las mismas, no penal”, dijo.

El especialista señaló que el consumo y venta de drogas depende de las zonas de la Ciudad de México, que tiene 8.9 millones de habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) al 2015.

Por ejemplo, en puntos como Santa Fe y Polanco, el uso de la cocaína y las metanfetaminas es más popular.

“La violencia física se concentra en zonas que tienen menor cobertura de servicios públicos, eso no quiere decir que en otras partes no haya violencia”, comentó el experto en Estudios de Seguridad y Defensa.

El especialista indicó que la zona sur y sur-oriente de la Ciudad de México es más susceptibles a sufrir eventos de violencia, como Tláhuac, Xochimilco, Iztacalco e Iztapalapa.

“Más allá de un asunto de cifras, lo que tenemos es un mercado que enseña enormes proporciones y enorme poder”, añadió por su parte Ernesto López Portillo, consultor internacional en seguridad ciudadana.

Sobre lo dicho por Mancera respecto a que no hay cárteles en la Ciudad de México, López Portillo opinó que se trata de una distracción política, al tiempo en que explicó que la palabra ‘cártel’ es una definición económica mal aplicada al crimen organizado, mientras que el concepto de ‘delincuencia organizada’ se utiliza formalmente desde 1996, con la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.

De igual manera, señaló que se trata de un discurso económico y político para proteger las inversiones y el turismo en la urbe.

“La violencia que se produce entorno a las drogas deriva de la prohibición y persecución a quienes se dedican a este negocio y también a los usuarios. Lo que debería hacerse es revisar y terminar con el paradigma prohibicionista, avanzando hacia un esquema progresivo y regulatorio, que dirija los recursos fundamentalmente a la salud. Necesitamos un paradigma de atención al tema de las drogas basado en la salud”, detalló Ernesto López Portillo.

Santiago Roel, director y fundador del Semáforo Delictivo, coincidió que el narcotráfico se debe a la prohibición de las drogas, que además de impactar a la Ciudad de México, también afecta a ciudades como Monterrey, Guadalajara y Cancún.

“El narcotráfico tiene una demanda, pero lo que incrementa es la violencia, ocasionada por la prohibición de las drogas”, comentó el especialista de Semáforo Delictivo, una herramienta de rendición de cuentas, que se sustenta en las denuncias ciudadanas que se presentan ante cada Procuraduría General de Justicia en los Estados y se envían al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad.

El experto señaló que este tipo de actos impacta de manera negativa a la economía del país, pues se gasta en mayor medida en seguridad, baja la actividad comercial y la calidad de vida.

“Los delitos del fuero común que están relacionados con el crimen organizado son extorsión, homicidio, secuestros y robo de vehículos, todos relacionados a bandas de narcomenudeo, bandas de narcotráfico y al crimen organizado”, explicó Roel.

El especialista comentó que a nivel nacional el costo de la violencia es de 25,000 pesos anuales por persona y para disminuirla es necesario la regulación de todas las drogas.

“Ninguna droga debe estar en manos de las mafias, todas deben estar en manos del Estado, por más peligrosas que sean, justo por el grado de riesgo. Algunas son más peligrosas que otras, se puede empezar con marihuana recreativa, pero también es importante la regulación del cultivo de la amapola con fines médicos y todas las drogas deben estar en manos del Estado, es lo que están haciendo los países más inteligentes y desarrollados que México”, añadió.

En algunos puntos de Estados Unidos, como Washington, Colorado, Oregón, Alaska y Nevada, la marihuana ya es legal. En México, a partir del 20 de junio quedó autorizado el uso de médico del cannabis.

Fuente: Forbes

Share