Odoo CMS- Sample image floating

El lavado de dinero o las operaciones con recursos de procedencia ilícita, es un delito que se ha logrado infiltrar como la humedad en los distintos sectores económicos de Nuevo León y el país, lo que ha vuelto vulnerables a diversas actividades como el desarrollo inmobiliario, juegos y sorteos, tarjetas de crédito, de pre pago y cupones, venta de vehículos, obras de arte, inmuebles, donativos y blindajes, entre otros.

Según con especialistas, las diversas estrategias legales que se han implementado, no lo han desaparecido, aunque sí han frenado su desorbitado crecimiento.

De acuerdo con expertos en temas fiscales, destacan que el país está trabajando en poner diversos candados para que los recursos de procedencia ilícita, que principalmente provienen del narcotráfico, sigan entrado al mercado financiero mexicano.

Asimismo, coinciden que se están haciendo esfuerzos importantes. Se han emitido diversas leyes, no solo federales, sino también reglamentos, en realidad si se están haciendo muchos esfuerzos, como la ley anticorrupción o el CFDI (comprobante fiscal digital por internet) versión 3.3. Con este último la autoridad podrá tener un control de las operaciones formales, y no solo controlará la venta sino todas las operaciones relacionadas con esa venta.

Aseguran que las operaciones ilícitas tienen cierto patrón pues, tienden a realizarse en zonas altamente turísticas del país, como playas, a través de desarrollos inmobiliarios, sobre todo en la frontera Norte.

Por su parte, especialistas en temas de seguridad, comentan que la corrupción de servidores públicos juega un papel muy importante a la hora de realizarse estas actividades.“Todo recae en la corrupción. No es el caso de todos, hay servidores públicos que no se dejan corromper, desgraciadamente son los que ejecuta la delincuencia con el dicho de ‘plata o plomo’, el cáncer de la corrupción siempre está presente”.

“Las transacciones en línea, es súper novedoso, como ya se han puesto candados muy efectivos en México con respecto del efectivo, eso es arrestable. El candado que puso México es que esas operaciones en efectivo no se pueden realizar hasta ciertos montos y además el proveedor de bienes o prestador de servicios tiene la obligación de notificar a la unidad de inteligencia financiera que se están realizando y quienes la hacen.

“Como ya está este candado ahora están recurriendo al internet, donde ahí es donde estamos peor en México, en cuanto a los avances tecnológicos de las redes y lo que se pueda hacer en ellas; no está muy legislado al día de hoy, no hay una forma de controlar las inversiones que se hacen a través de internet, sobre todo viniendo de particulares y aquellas donde no interviene el sector financiero, es algo muy novedoso”, dijo.

El especialista agregó que, “desgraciadamente la delincuencia está al tanto y aprovechando la tecnología de punta tienen una oportunidad de recurrir a las inversiones privadas a través del internet, y al día de hoy es lo que se está empleando”.

Fuente: El Financiero

Share