Familia política de Ricardo Anaya se enriqueció tras su llegada al gobierno según investigación

Odoo CMS- Sample image floating

La familia política de Ricardo Anaya Cortés, presidente del Partido Acción Nacional (PAN), ha incrementado sus posesiones inmobiliarias y comerciales en los últimos 14 años, de acuerdo con una investigación del periódico El Universal.

La publicación señala que la familia de la esposa de Anaya Cortés, encabezada por sus suegros Donino Ángel Martínez y Maribel Natalia Franco, pasó de tener cuatro empresas a 17; y de poseer seis propiedades, con un valor de 21.9 millones de pesos, a 33 que superan los 300 millones de pesos, desde que el dirigente nacional del PAN inició en su carrera política en el año 2003.

Los familiares políticos de Anaya, además de su esposa Carolina Martínez, se encuentran en la lista de poseedores de inmuebles o representantes de empresas, a la que se suman hermanos, cuñados y concuños del político blanquiazul.

Ricardo Anaya comenzó su carrera política siendo secretario particular del entonces gobernador de Querétaro, Francisco Garrido Patrón, durante toda su gestión entre 2003 y 2009. En ese periodo, Donino Ángel Martínez, pasó de administrar un hotel y tres sucursales de La Parrilla Leonesa, a constituir cinco empresas inmobiliarias y comprar 16 propiedades.

Tras la revisión de actas solicitadas en el Registro Público de la Propiedad queretano, afirma la investigación que se llegó a la conclusión de que Martínez tiene participación en al menos 16 empresas; y su esposa, Meribel Franco, en 10.

De ahí, una red de personas con lazos familiares también aparecen en las actas, como los hermanos del suegro de Anaya: Jesús, Manuel, Alonso, Mercedes Martínez y José Luis, que tienen participación en la red empresarial.

Asimismo, primos políticos del dirigente nacional, Lorena y Diego Martínez Rodríguez, aparecen en las actas de una y dos empresas, respectivamente.

Anaya Cortés en su declaración 3de3 indicó que poseía el 50% de Cintla y el 42% de Juniserra, empresas.

En cuanto a las propiedades, en el año 2002, antes de que Anaya laborara para el gobernador de Querétaro y de contraer matrimonio con Carolina Martínez, su familia contaba con seis inmuebles con un valor total de 21.9 millones de pesos.

Las propiedades se multiplicaron a partir del año 2003 a la fecha, periodo en el que la familia Martínez compró 27 propiedades más.

Entre las propiedades destacan la compra de un terreno donde se encuentra Plaza Revolución, terrenos del Conjunto Santiago y hasta las instalaciones del Instituto Electoral del Estado de Querétaro. El negocio más rentable para la familia fue la transmisión accionaria de un inmueble que hoy se denomina Plaza Juriquilla, que cuenta con 120 locales.

“Me amenazan con armarme un escándalo”, denuncia Anaya

A través de un comunicado, el PAN informó que tras imponer su postura en cuanto al combate a la corrupción, mediante la creación de una fiscalía general autónoma, su presidente nacional recibió amenazas personales, a minutos de que la Comisión Permanente emitiera el resolutivo sobre el tema.

“No había pasado ni siquiera una hora de la discusión y aprobación de estos resolutivos, cuando recibí una serie de amenazas en donde, como ya había pasado en ocasiones anteriores, me pretenden chantajear con armarme un escándalo, por supuesto de manera difamatoria, sobre enriquecimiento de mi familia”, declaró Anaya.

En compañía por la dirigencia del partido, Anaya dijo que no dará ni un paso atrás en este tema. “Lo quiero decir con toda claridad: se equivocan quienes creen que amenazando con difamarme nos van a detener. No nos van a detener, no vamos a dar ni un paso atrás”, enfatizó el dirigente.

Anaya responde

Ricardo Anaya, dirigente del PAN, respondió a los señalamientos realizados por la investigación de El Universal, en relación al presunto enriquecimiento de su familia política desde su incursión en la política.

El panista calificó como una “infamia” los dichos por el medio de comunicación y culpó al PRI de estar detrás de este golpe. En entrevistas afirmó que no es una casualidad que luego de que la Comisión Permanente del PAN aprobara el rechazo para que Raúl Cervantes, actual procurador, se convirtiera en Fiscal General de la Nación en automático, como señalan las leyes, fuera publicada la investigación.

A través de un comunicado emitido por el CEN del PAN, se informó que es falso y “una completa infamia”, el “sugerir que el patrimonio del suegro de Ricardo Anaya (Donino Martínez) y del resto de su familia política se forjó al ampara de su participación en el servicio público”.

El comunicado fue enviado a todos los medios de comunicación y se hace mención de algunos líderes empresariales que dicen conocer al suegro de Anaya como empresario desde hace décadas y que respaldan el buen ejercicio de sus labores, independientes de la política.

Entre los personajes que aparecen en el documento son Rafael García González, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles; y Darío Malpica, presidente de la Coparmex.

Fuente: Reporte Índigo

Share