CNBV no puede intervenir en conflicto de SMB Rural

Odoo CMS- Sample image floating

En medio de un conflicto accionario que vive la única sociedad financiera comunitaria (sofinco), SMB Rural,  avalada en la actualidad por la autoridad, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), órgano regulador del sistema financiero mexicano, indicó que hasta el momento solo supervisa a esta entidad con la finalidad de que cumpla con los requisitos para que se le otorgue el aval de inicio de operaciones, el cual hasta el momento no ha conseguido.

En entrevista, Cecilia Teresa Mondragón Lora, vicepresidenta de  Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares de la CNBV, destacó que dicha autoridad por el momento sólo está facultada para supervisar a esta sofinco, la cual cuenta con poco más de 80,000 socios, para que cumpla con todos los requerimientos respecto al inicio de operaciones por lo que no puede intervenir en el conflicto accionario que vive esta entidad, pues todavía no es una entidad supervisada como tal.

“Las supervisiones (que la CNBV ha realizado desde el 2013 a SMB Rural) sólo han sido para ver cómo va respecto al inicio de operaciones, pero la CNBV no se puede meter más allá porque no tiene (por el momento) la facultad, al ser la sofinco una entidad no supervisada”, explicó Mondragón Lara.

“Una vez que inicie operaciones — agregó— ya tendríamos toda la facultad para supervisarla en todos los ámbitos y la ley contempla que la CNBV podría instruir la destitución incluso de la actual gerencia, si se considera necesario”.

Hace algunas semanas, la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (Amucss), uno de los accionistas de la sofinco en cuestión, denunció un presunto saqueo en la entidad y responsabilizó a la dirección general, a cargo de Daniel Trejo Sotelo, de poner en riesgo los ahorros de los más de 80,000 socios de la institución; sin embargo, la gerencia de la organización se defendió con el argumento de que la institución no presenta detrimento financiero .

La Amucss solicitó la intervención de la CNBV en este conflicto, con el argumento de que se debende salvaguardar los ahorros de los socios de esta organización, pero por el momento esta autoridad no puede intervenir más allá de sus facultades.

Mondragón Lara explicó que con la información que se cuenta de la entidad, obtenida gracias a la supervisión para que inicie operaciones, se ha verificado que la entidad cuenta con indicadores estables, contrario a lo que afirmó la Amucss en su momento.

“Con la información que tenemos, derivada del inicio de operaciones, hemos contado con cierta información financiera y esa información nos permite ver que la entidad se encuentra estable (...) no vemos que se encuentre en riesgo”, explicó Mondragón Lara.

Se espera inicio de operaciones este año

En junio del 2013, la CNBV avaló la constitución de SMB Rural como una sofinco de nivel I; sin embargo, hasta la fecha esta entidad no ha recibido el aval para que inicie operaciones, el cual se prevé obtenga en este año.

“Vemos una probabilidad importante para que esta autorización (del inicio de operaciones de la sofinco) se pueda dar en este mismo año”, detalló la funcionaria de la CNBV y agregó que dicho aval no se ha otorgado, pues la entidad no ha cumplido con lo que se requiere en su totalidad para que inicie operaciones.

SMB Rural no ha cumplido con algunos requisitos como por ejemplo, de sistemas, de registros contables, temas de control interno, no tenían completos sus manuales, no eran adecuados, les hacía falta controlar el tema de prevención de lavado. Son temas específicos y necesarios para asegurar una operación adecuada”, añadió.

En este periodo entre el aval para su constitución y el inicio de operaciones, esta entidad sólo puede llevar a cabo operaciones sólo con sus socios y no puede ofrecer servicios financieros al público.

Desde el 2010, esta sofinco comenzó a operar, pero como su nivel de activos en ese momento era inferior a los 2.5 millones de Udis (alrededor de 14 millones de pesos) no estaba sujeta a la supervisión de la autoridad; sin embargo, la entidad con el tiempo creció y solicitó su autorización para operar como sofinco de nivel I. Al momento  que reciba el aval de operaciones, sus socios tendrían protección de su ahorro hasta por 25,000 Udis (134,000 pesos aproximados).

Debido a que todavía no recibe el aval de operaciones, SMB Rural opera, pero como sofinco de nivel básico.

Fuente: El Economista

Share