Antes de invertir en bitcoins debes saber esto

Odoo CMS- Sample image floating

Actualmente, ya es posible pagar algunos servicios con bitcoins. Estas criptomonedas son dinero virtual similar al que contiene un monedero electrónico o una cuenta en PayPal.

En 2009, Satoshi Nakamoto lanzó el sistema Bitcoin con el cual se podían hacer transacciones financieras sin intermediarios bancarios. “(Hoy, este sistema) empodera al usuario, le permite ser dueño de su dinero y enviárselo a personas sin terceras partes. En eso se parece mucho a una transacción en efectivo”, describe Josu San Martín, director general de la organización FinTech México.

Este dinero digital aún no es aceptado por el Banco de México como una moneda, pero algunos comercios y empresas ya lo aceptan como forma de pago. Uno de ellos es Pixza, una pizzería en la Ciudad de México, o grandes empresas de tecnología como Microsoft, aerolíneas, cafeterías y tiendas de videojuegos.

“Sin embargo, aún no se pueden fijar precios en bitcoins porque es una moneda volátil. El precio de los productos y servicios está en pesos o dólares, pero se paga en bitcoins”, explica San Martín.

Cada segundo el valor del bitcoin aumenta. En lo que va del año ha tenido un rendimiento de 400%. Su valor al 23 de diciembre de 2016 fue de 22,233.69 pesos y hasta el cierre del 23 de octubre de 111,416.59 pesos.

“(Pero) rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros. Sin embargo, si sigue creciendo el uso del bitcoin, lo más probable es que su precio también siga subiendo”, prevé San Martín.

La oferta y la demanda de la moneda es lo que hace que suba o baje su valor. Aunque en el caso del bitcoin es más complicado, porque depende de varios factores, por ejemplo: “si China lo prohíbe, bajará su precio; pero si un banco lo adopta como tecnología, lo hace más valioso y su precio sube”, describe San Martín.

Como en el mercado de valores

Existe un mercado en el que se compran y venden bitcoins, similar a la Bolsa Mexicana de Valores. Se trata de las plataformas como Bitso, Volabit y Coinbase en el país, que permiten la entrada y democratización de esta moneda.

“Las personas pueden comprar fracciones de bitcoins desde 50 pesos”, dice Ernesto Contreras, gerente de marketing de la empresa Bitso.

La inversión en bitcoins es considerada de alto riesgo y especulativa. “Es un instrumento completamente volátil. Lo que lo convierte en una inversión que no es para cualquier persona. Ya que verías fluctuaciones que normalmente no ves si compras un papel bancario o una acción”, explica José Rodríguez, vicepresidente de pagos de Bitso.

Las inversiones en este instrumento son líquidas. De tal manera que si deseas convertir tus bitcoins en pesos, alguien estaría dispuesto a comprarlos inmediatamente.

Las plataformas de venta y compra de esta criptomoneda cobran en promedio una comisión que va desde 0.1% al 1% por cada operación realizada, ésta disminuye mientras mayor sea el volumen de lo acumulado.

Los contras

Al no ser una moneda reconocida por el banco central mexicano y saber poco sobre quién transacciona con ellos, los bitcoins pueden utilizarse para cometer lavado de dinero o evasión fiscal, advierte Néstor Gabriel López, experto en el sector fintech y catedrático de la Escuela Bancaria Comercial (EBC) campus Chiapas.

“El lavado de dinero necesita una vía que le permita la adquisición de bienes y servicios. Dado que las instituciones bancarias tienen políticas más rígidas (de identificación de los usuarios), estas plataformas virtuales no las tienen.  Las personas que estén en cuestiones de lavado de dinero encontraron la vía para colocar su dinero, ya que una de las formas es comprar bitcoins en efectivo”, dice el académico.

Las plataformas de intercambio de esta criptomoneda ya solicitan a los usuarios un registro, sin embargo, éste debe estar regulado, afirma López.

El gobierno trabaja en ir al mismo paso que la tecnología. La propuesta de Ley Fintech, presentada en marzo pasado, pretende regular y dar certeza al uso de esta criptomoneda. El proyecto todavía está en discusión.

El experto asegura que en un futuro los rendimientos del bitcoin, que han ido a la alza, podrían caer. “Un gran número de especuladores pueden provocar una ‘burbuja financiera’ y de pronto explote”, dice.

Advierte que quien esté interesado en probar este medio de pago e invertir, solo ponga la cantidad que esté dispuesto a perder. “Yo sí invertiría en bitcoins, pero hasta la cantidad que yo esté dispuesto a perder”, dice López.

Aunado a esto, el fisco podría sorprenderte. Hoy todas las inversiones pagan impuestos, pero los bitcoins no. Es posible que si este instrumento se regula, quienes poseen bitcoins deban pagar impuestos por los rendimientos acumulados o estarían cayendo en el delito de evasión fiscal, agrega. 

Fuente: Expansión

Share